El movimiento #NoVivimosDelAplauso –integrado por artistas y trabajadores de la cultura– sostuvo la tarde-noche de ayer miércoles su primera de cuatro reuniones con autoridades de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México a fin de definir esquemas de contratación y reglas de operación nuevos.