19
Sat, Sep

El arte vivo de Kurtycz

Cultura
Typography
En 1968 y solo dos semanas antes de que ocurriera el suceso de la matanza en Tlatelolco, llegó a México el artista polaco Marcos Kurtycz
Ahora el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC). Alberga, la primera retrospectiva de Kurtycz. Con una gran cantidad de arte, como si la vida se fuera en ello, Kurtycz realizó arte contra el estado de guerra, un arte de acción total. El curador de la obra Francisco Reyes Palma, manifiesta que si algo resulta complejo al entrar al universo de Marcos, es saber por dónde, hay tantos caminos como ideas para hacer arte: acciones urbanas, libros, carteles, cartas-bomba, objetos hechos procesos, textos, notas, videos, fotografías e inventos. “El arte con el que Marcos se sentía identificado es el vivo, donde el cuerpo tiene un carácter central, es el arte acción, una vertiente de la acción. La lógica aquí no es la representación de la obra, sino los procesos, hay piezas que le pudieron llevar años. Entonces no es ver un objeto como una obra, sino ver el conjunto de la investigación”, explicó el curador Francisco Reyes Palma. Muchas veces, dijo, el artista no buscaba un sentido a la obra, sino generar un proceso plástico, y así una experiencia emocional. Siempre al margen del sistema institucional, del reconocimiento comercial, del valor museístico y el mercado. No se integró a ningún grupo; colaboró y apoyó a colegas como Felipe Ehrenberg y Helen Escobedo sin fusionarse; se apropió de simbología de problemas locales sin ser neomexicanista. Su trabajo es una producción libre e independiente, advirtió el curador. Al artista se le conoce por la gama de acciones que realizaba en soledad, pero a veces convocaba a público, como ocurrió en 1979, cuando hizo Pasión y muerte de un impreso, con su propio cuerpo. La anécdota cuenta que era tan decadente su estado físico, que el público llamó a una ambulancia. Él asumía la existencia de la obra desde la idea y con ello su desmaterialización.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS