Exigen diputados del PRI reconducir la estrategia nacional de vacunación

Es indispensable que el Gobierno federal reconduzca inmediatamente la estrategia nacional de vacunación contra el COVID-19, la realice con un enfoque de salud pública y retire a los Servidores de la Nación, para dar certeza a la labor de las brigadas y priorice la vida de los mexicanos sobre los intereses electorales o partidistas, demandaron las diputadas y los diputados federales del PRI.

Recordaron que desde su creación, los Servidores de la Nación carecen de imparcialidad y han estado implicados en actos irregulares, como promover la imagen del Presidente y de los candidatos de Morena para tratar de beneficiarlos electoralmente, por lo que exhortaron al Ejecutivo federal para que evite utilizar propaganda gubernamental e identidad gráfica vinculada a su partido político durante el desarrollo del plan de vacunación.

A través de un Punto de Acuerdo, recordaron que el esquema a implementar en toda la inoculación estará compuesto por equipos integrados de dos Servidores de la Nación; dos promotores de programas sociales; cuatro elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Marina o la Guardia Nacional; dos voluntarios, solo un enfermero y un doctor. Sin embargo, el coordinador de al menos 10 mil brigadas será un trabajador de la Nación y no un médico de la Secretaría de Salud, aunque se trate de un asunto evidentemente del ramo.

“Es importante recordar que solo dos personas realizarán la vacunación y que los elementos de las fuerzas armadas son necesarios ante el clima de inseguridad que se vive en el país, pero las funciones que podrían desempeñar los Siervos de la Nación son altamente cuestionables, ya que incluso solicitan copia de la credencial de elector, sin que hasta ahora se conozca su finalidad”, advirtieron.

Ante la confirmación de que estas brigadas serán inmunizadas, los priistas en la Cámara de Diputados alzaron la voz para condenar que “vacunar a otras personas antes que el total del personal de salud que se encuentra en los hospitales atendiendo el COVID-19, es un acto irresponsable que contradice las fases de la estrategia de vacunación dadas a conocer el pasado 8 de diciembre, cuando se hizo público que constaría de cinco etapas, siendo la primera de ellas, de diciembre de 2020 a febrero de 2021, destinándose solamente al personal de salud de primera línea de control de la COVID-19”.

Asimismo, recalcaron que el artículo 134 de nuestra Constitución Política señala que los servidores públicos de la federación están obligados a aplicar imparcialidad de los recursos y tienen la responsabilidad de emplearlos sin influir en la equidad de la competencia entre partidos políticos, por lo que su operación en entidades federativas con procesos electorales trasgrede esta disposición.

En ese contexto hicieron un llamado al Instituto Nacional Electoral, para que dé seguimiento a la actuación de los Servidores de la Nación durante el desarrollo de la estrategia nacional de vacunación contra el virus SARS-CoV2, a fin de prevenir y sancionar su uso electoral, así como la comisión de delitos que vulneren la equidad durante el proceso electoral.

Por último, los legisladores del PRI indicaron que no solamente ese grupo de trabajadores públicos conocen el territorio para desarrollar la estrategia nacional de vacunación, sino también las autoridades estatales y municipales, ya que son quienes mantienen directa comunicación con la población, por lo que con su experiencia, capacidad y conocimiento regional, podrían participar para agilizar este procedimiento que tiene como finalidad reducir los índices de mortalidad y contagios en el país.

Entrada siguiente

Toluca vence 2-0 al Necaxa

Dom Ene 24 , 2021
Toluca sigue con paso firme al vencer 2-0 a Necaxa y tomar de manera momentánea el liderato en la jornada tres del torneo Guardianes 2021. Los Diablos rojos sumaron su segundo triunfo para alcanzar siete unidades, mientras los Rayos se quedaron con cuatro puntos. El gol llegó con la polémica, […]