14
Fri, Aug
 

Un guion de novela estructurado para ser seguido hasta el próximo mes de julio

Nacional
Typography

No se hagan bolas;  sería la frase del clásico para señalarnos que en lo que resta de la presente administración nadie, de los presuntos responsables e integrantes de la mafia del poder pisará la cárcel, porque  no alcanza, definitivamente, el tiempo para realizar tal promesa que grito a voz en pecho el candidato y ahora titular del poder Ejecutivo en el país.

Razones para señalar esto son sencillas, primero hasta ahora  solo se le ha señalado como sujeto de proceso a Emilio Lozoya Austin, iniciado a proceso en contra de Emilio Lozoya  Austin, y seguirá este proceso fuera de la cárcel aunque con un brazalete, para evitar que se escape de las manos de la ley.

Lozoya Austin se declaró inocente en los casos Agronitrogenados y Odebrecht, y solo manifestó que  no fue culpable de los delitos de lavado de dinero, primer delito el cual esperaba la gente fuera acusado, porque fue obligado, intimidado e instrumentado para realizar tal fechoría, cosa que hasta el momento le creyó el juez y por eso no lo culpo de este delito.

Durante los tres días  de comparecencias que ofreció el ex director general de Pemex, no dio ningún nombre relevante de quienes eran esas personas que lo utilizaron para cometer delitos que nunca hubiera  realizado.

Port lo tanto las acusaciones que deberá hacer la fiscalía General de la Republica (FGR), deberán ser contundentes en pruebas que impida que Lozoya Austin se burle de la justicia mexicana y por supuesto de los mexicanos.

Pero para ello, el juez deberá determinar el tiempo para que ambas partes, acusados y fiscal, presenten pruebas para defender su dicho, lo que significa  por lo menos 6 meses, tiempo suficiente para quienes se sientas envueltos en dicho caso busquen  las salidas del mismo y cuando se inicie  el proceso no puedan ser extraditados a México.

Lo único que observaremos los mexicanos, ya lo anotamos anteriormente, será un gran show mediático que servirá más a los intereses políticos de Andrés Manuel López Obrador que el aplicar una justicia que los mexicanos pidieron en el momento de  emitir su voto a favor del tabasqueño.

Debemos entender que el próximo 2021 determinará el futuro político de la 4T y el de los mexicanos, donde  saldrán a votar en los comicios más grandes de la historia, para elegir  de entrada a los diputados federales que podrán ser el contrapeso  detener las ocurrencias de AMLO o seguir siendo  una alfombra y la oficialía de partes, donde AMLO solo  informa de sus ocurrencias las cuales deberán, como hasta ahora, ser aprobadas, a favor no de México ni de los mexicanos, a favor de un proyecto político, que ha dejado una nueva clase política rica, que durante años enarbolaron lavandera de la izquierda  democrática y equitativa y ahora  son los nuevos ricos de la sociedad.

De tal manera que Lozoya Austin, seguirá siendo el personaje o el instrumento para saciar los intereses políticos de otro grupo, que  busca mantenerse en el poder por otros años más para que su proyecto, que ha dejado más pobres en el país, siga adelante.

Insistimos hasta ahora solo hemos hablado de la economía mexicana que cae a pedazos y que en cada uno de ellos  se llevan a millones de mexicanos que caen en pobreza porque no tiene empleo, porque las empresas, comercios o industria donde laboraban no tiene los recursos suficientes para pagarles un salario justo y deciden  recortar el número de personal contratado o cerrar sus puertas definitivamente.

Hablamos de un país que más allá de alentar la inversión la  espanta y los inversionistas que  buscan países  donde  obtener ganancias por sus capitales ven en México como el menos indicado, vemos un país que piensa que el turismo  llegará a México sin la necesidad de realizar campañas publicitarias para difundir las riquezas naturales y playas, pueblos mágicos y lugares donde  puedan venir los turistas a dejar  recursos para las economías locales.

Pero todo esto está cubierto, porque ahora en las mañaneras, sólo se hablará del caso Lozoya y sus implicados, y cada día que pase López Obrador, seguirá insistiendo que se debe llegar a las últimas consecuencias, a pesar de que hace algunas semanas  señalo que  no está a favor de realizar un juicio a ex presidentes si la gente no lo pide, cuando, subrayó, el voto que se le otorgó fue precisamente para eso, acabar con la corrupción, que sigue latente en esta nueva administración, y encierre a los culpables de tales actos incluyendo ex  presidentes.

Pero el guion preparado por esta 4T solo  se irá dando en gotas  dosificando las lo necesario para llegar a los comicios con niveles suficientes para mantener la mayoría en la Cámara de Diputados, en los gobiernos estatales, en los congresos locales y en las alcaldías a disputarse.

Un show mediático que servirá para los interés propios de la 4T, y de los mexicanos, no importa ellos podrán seguir siendo tres veces felices.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS